lunes, 13 de febrero de 2012

Nicaragua apuesta en la exportación de porcinos

Certificación atrasa exportación de carne de cerdo



Desde mediados de junio del año 2011, Nicaragua fue declarada libre de la peste porcina. Este estatus le brinda la posibilidad al país de poder exportar sus productos a cualquier parte del mundo, sin embargo, esta situación no está siendo aprovechada por los porcinocultores nacionales y hasta el momento las cifras oficiales no registran ni un solo gramo de carne de cerdo
exportada.
La declaración fue hecha por el titular del Ministerio Agropecuario y Forestal, Magfor, Ariel Bucardo, y ratificada por un delegado de la Organización Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria, Oirsa.
En ese momento Antonio Sujo, Gerente General del matadero Cacique, señaló que la industria porcina estaba en capacidad de abastecer el mercado local y exportar a los mercados internacionales. 
Esta planta inició operaciones en 2009 con una inversión inicial de US$2 millones y hasta el momento “según la gerencia” las mismas ascienden a US$3 millones.
Según datos de Oirsa, para 2006 la población porcina en Nicaragua se estimaba en unas 500 mil cabezas, las que aportaban unos US$35 millones anuales, al Producto Interno Bruto, PIB. El 92% de esa población se explotaba en condiciones rústicas.
Al finalizar 2011 esa cifra se duplicó, así lo demuestran las estadísticas oficiales del Magfor, al calcular el hato porcino en 1 millón de unidades. “Si nosotros aprovecháramos ese status (libre de peste porcina) y exportáramos carne de cerdo estuviéramos aportando a la economía alrededor de US$100 millones producto de esas ventas”, indicó Freddy Román,  productor de cerdos en Chinandega.
Román al igual que 160 pequeños productores porcinos de la zona de Somotillo, Villa Nueva y San Francisco Libre fueron capacitados por el programa Cuenta Reto del Milenio, CRM, para incrementar su producción y buscar mercados en el exterior.
“Ahora que hemos sido declarados libre de la peste porcina tenemos la oportunidad de poder exportar y recibir mejores precios por la carne, pero sentimos que nos hacen falta otras cosas para poder hacerlo”, indicó el productor.
Esas otras cosas a las que Román se refiere son las famosas certificaciones que exigen los compradores del exterior y sin las cuales no se puede sacar el producto del país.
Matadero quiere exportar
Genaro Hernández, Gerente de Producción del Cacique, dijo que ellos tienen una capacidad instalada de sacrificar entre 1,800 y 2,000 cerdos por semana. Según datos de ese matadero, en el país existen alrededor de 2,200 vientres que cada año reproducen un estimado de 41,800 animales.
“Actualmente estamos sacrificando 650 animales por semana, pero eso es solo para consumo interno y ahora estamos en proceso de conseguir la certificación de Haccp o análisis de riesgos y puntos críticos de control”, indicó.
Hernández explicó que esta es una herramienta de gestión de riesgos reconocida en todo el mundo para su uso en la gestión proactiva de cuestiones relacionadas con la seguridad alimentaria. “Esa certificación (Haccp) la conseguimos con el Magfor y una vez que la tengamos vamos a solicitar las inspecciones internacionales y para eso ya hemos hablado con países como El Salvador, Honduras, China (Taiwán), Rusia y la China continental”, indicó el empresario.
Agregó que ya se han reunido con empresarios de estos países y ellos han manifestado su interés por comprar carne de cerdo a Nicaragua. “Cuando estemos certificados ellos (los compradores) vendrán para verificar y luego dar el ok a nuestro producto”, señaló.
El matadero Cacique fue inaugurado en 2011 y “según sus dueños” es uno de los más modernos de la región centroamericana y sus proveedores son granjas certificadas de Albalinisa y una granja que tiene China Taiwan. “Por el momento podemos someternos a cualquier investigación, ser auditados, evaluados, ahí están los consultores internacionales que pueden evaluar la calidad de la carne nuestra”, dijo el ministro Bucardo.
Sustituida por la carne de pollo
La carne de cerdo constituyó la tercera fuente de proteínas de origen animal que se consumía a nivel nacional. Hasta 2008, el consumo de la carne de cerdo en Nicaragua, según estudios de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO, viene siendo sustituida por la carne de pollo por el temor a la neurocisticercosis, además de ser menos dañina y más barata y por la creciente educación dietética de la población.
Según los porcicultores consultados, en Nicaragua un cerdo de granja por lo regular alcanza las 200 libras en seis meses, pero un criollo en traspatio necesita algo más de tiempo, incluso hasta un año para llegar a ese mismo peso.
También estiman que un productor con 20 cerdos de engorde gasta diariamente en garantizar su debida alimentación entre 200 a 300 córdobas, tomando en cuenta que cada animal debería consumir entre 1 y 2 libras diario de maíz e igual volumen de tubérculos, siempre y cuando estos animales practiquen libre pastoreo en la finca.
El 75% de los costos en el engorde de cerdos recae sobre la alimentación de los mismos. Se estima que alimentar a un cerdo con alimento concentrado balanceado hasta alcanzar 90-100kg de peso vivo tiene un costo aproximado de US$85, en un periodo de engorde de 6 a 7 meses.  En toda Nicaragua, tanto en el área urbana como rural, muchas familias pobres siempre se han dedicado a la crianza de cerdos como una forma de ayudarse para lograr la sobrevivencia.
La venta de cerdos por parte de pequeños productores se incrementa en el mes de diciembre (temporada navideña y de fin de año) y poco antes o al inicio del año escolar (matrículas y  compra de útiles escolares).
El precio del cerdo y la inversión
El precio del cerdo alrededor del mundo tiene amplias variaciones. Esto permite que haya periodos de buena utilidad para los porcicultores y otros en los que la utilidad no es tan buena, lo que reduce los incentivos a la producción.
Por ello, es importante poder identificar los factores que afectan el precio de la carne de porcino.
Por el lado de la demanda se tiene que el desempeño de la economía modifica el consumo de carnes y lácteos, sobre todo en la población de menores ingresos. “Es decir, en la medida en que mejora su economía consumen más alimentos de origen animal. Así, por ejemplo, mientras en Nicaragua el consumo per cápita anual de carne de cerdo es de tres kilogramos, en la Unión Europea es de 42 kilogramos”, indicó el porcinocultor Freddy Román.
Los cortes más demandados en el mercado nacional e internacional son los llamados selectos como la posta de pierna, lomo, posta de paleta, chuletas, filetes y cabeza de lomo.
“Estos son demandados por los hoteles y los supermercados”, indicó el gerente de producción del matadero Cacique. Los cortes corrientes que demanda el mercado informal son la cabeza de cerdo, hueso, patitas y aguja de recortes.
“Los cortes selectos se pueden cotizar entre US$7.5 y 8 el kilo en el mercado internacional y US$5.60 en el mercado nacional y los cortes corrientes se cotizan entre US$2 y 4 en el mercado internacional y de US$1 a 3 en el nacional”, agregó.
Prometen financiamiento 
Durante un evento realizado en Nueva Guinea en 2011, el ministro Bucardo, se comprometió con los productores de cerdos a buscarles financiamiento en el banco estatal para el sector productivo, Produzcamos. Según el funcionario de gobierno, en los últimos años el sector ha recibido 60 millones de córdobas.

FUENTE: http://www.elnuevodiario.com.ni/especiales/241513-certificacion-atrasa-exportacion-de-carne-de-cerdo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada